post-title Ignacio Zuzulich, de Alta Gracia a uno de los mejores restaurants del mundo

Ignacio Zuzulich, de Alta Gracia a uno de los mejores restaurants del mundo

Publicado por:

Ignacio Zuzulich, de Alta Gracia a uno de los mejores restaurants del mundo

Ignacio Zuzulich, de Alta Gracia a uno de los mejores restaurants del mundo

Alta Gracia se ha situado, desde hace unos años, como una de las principales localidades en cuanto a gastronomía se trata. Julio Bañuelos, ex presidente de la Agencia Córdoba Turismo, la definió como “Meca de la Gastronomía”, no sólo por sus numerosos festivales que se suceden a lo largo del año, sino también por ser cuna de importantes chefs que se destacan no sólo local, sino internacionalmente.

El clan Zuzulich es uno de ellos. Roal, particularmente es propietario y chef de Herencia, catalogado como el segundo mejor restaurant de Córdoba; cuyos hermanos también se desempeñan en el rubro gastronómico. Sus hijos, Iván e Ignacio, no son la excepción a la regla familiar. Iván, por un lado, lleva adelante Herencia, Valle del Golf y Estancia el Terrón en Mendiolaza “como toda Pyme familiar, no tenemos tareas puntuales, estamos en todo un poco: administración, parte del servicio”

Por otro lado, Ignacio, el menor, brilla internacionalmente siendo el jefe de cocina de Mugaritz, el séptimo mejor restaurant del mundo ubicado en el San Sebastián, País Vasco, España. Cuenta, desde 2005, con dos estrellas Michelín (lo máximo son tres). Hace tres años que Ignacio se viene desempeñando en Mugaritz. “Es muy duro, muy exigente. Pero en el trato es muy bueno, como persona. Te llevás experiencias de vida que te marcan para siempre”, expresa Ignacio, el benjamín Zuzulich, y agrega: “Uno cuando sale del país, lo que más se extraña es la familia y los amigos. Es un grupo de trabajo grande que te apoya, al fin y al cabo se hace un equipo”

En Mugaritz el menú tiene un costo de 200 euros; y no existe un menú: con la reserva se charla junto al comensal sobre alguna posible intolerancia y el resto queda en manos del equipo, de más de treinta personas, comandadas por Zuzulich. “O lo amas, o lo odias”, cuenta Ignacio entre risas. La formación académica gastronómica, para estar a la altura de uno de los mejores restaurantes del mundo, lleva al equipo a viajar por el mundo para probar nuevos sabores, ideas y sensaciones que luego plasmarán en los platos.

El clan Zuzulich tiene su embajador vasco, en la cabeza de uno de los best del mundo. Hoy, se encuentra en Alta Gracia junto a su familia, juntando las fuerzas para seguir deslumbrando a los más exigentes comensales, en una explosión de sabores y sensaciones.

 

Comentarios